Los masajes preoperatorios y postoperatorios consisten en realizar un drenaje linfático manual y un masaje de eliminación de adherencias. Luego de someternos a un proceso operatorio podemos experimentar dolores y molestias que pueden incomodarnos y dificultar una correcta recuperación. Ahí es donde entra el drenaje linfático como uno de los tratamientos que nos ayudarán durante el proceso.

Leer más

¡Comparte con tus amigos!