El masaje para embarazadas o masaje prenatal, sirve para ayuda al bienestar de todas las gestantes en condiciones de embarazo no riesgosas. Consiste en trabajar todas las zonas corporales, excluyendo el abdomen, para prevenir o eliminar las molestias físicas y/o mentales del embarazo.

Su objetivo es ayudar a las futuras madres a preparar el cuerpo para el momento del parto y superar sin dolor los cambios corporales.

El masaje para embarazadas mejora la circulación sanguínea, la sensación de relajación y produce un agradable bienestar en la gestante, esto aumenta la producción de la hormona de la felicidad, contribuyendo a la relajación y al desarrollo físico y neurológico del bebé.

El masaje a una mujer embarazada debe hacerse en una postura cómoda en la que el bebé no sufra. Para ello se realizará recostada boca arriba y de lado, en posición fetal.

 

¡Comparte con tus amigos!