¿Qué es la electroacupuntura?

El boli de electroacupuntura es una técnica muy moderna, esta está estudiada por los biotecnólogos actuales. La electropuntura o electroacupuntura combina la esencia de la medicina china, con las tecnologías modernas. La electroacupuntura consiste en trabajar los distintos puntos de acupuntura sin perforar la piel. Esta técnica trabaja aplicando unas suaves corrientes sobre esta. Este material es apto para toda la familia, es seguro, efectivo y sin efectos secundarios.

 

La electropuntura es una herramienta de electroterapia compacta, funciona mediante corrientes TENS. Este tipo de corrientes son muy efectivas en la producción de analgesia transitoria, muy beneficiosa en diferentes tipos de patologías crónicas y agudas. 

 

¿Para qué sirve la electroacupuntura?

La electroacupuntura tiene infinidad de fines, tanto terapéuticos como estéticos. Nos puede servir para infinidad de cosas, como por ejemplo: 

  • Sirve para el dolor físico agudo y crónico.
  • En la artritis.
  • Como cura de muchas lesiones deportivas.
  • Para eliminar las contracturas.
  • Eliminar o aliviar dolores musculares y articulares.
  • Sobre todo el dolor de espalda.
  • Ayuda en la fibromialgia.
  • En el reumatismo.
  • La Osteoporosis.
  • La ciática.
  • En Espondilitis.
  • La migraña.
  • Y además sirve para eliminar arrugas.
  • Para dar elasticidad a la piel.
  • Y para dar brillo a la piel.
Lápiz de electropuntura

En la imagen podemos observar cómo es el lápiz de electroacupuntura y los distintos cabezales que se pueden usar con él.

Posee tres funciones principales:

Como bien habremos descubierto en el anterior párrafo posee tres funciones principales.

  • Tipo de domo: es una terapia superficial, es aplicable para el cuidado de la salud y el embellecimiento facial.
  • Tipo de nodo: esta terapia, un poco más profunda, es aplicable para dolores corporales parciales.
  • Esferoidal: esta última es una terapia parcial, aplicable para aliviar rápidamente el dolor.

 

Distintos usos de la electroacupuntura.

Además de lo mencionado anteriormente, se le pueden dar más usos.

  1. Convirtiéndolo en Electro Punción: Hay una forma de trabajar más eficaz y fácilmente los puntos gatillos y,  de esta forma, conseguir una analgesia. Esto servirá para después poder trabajar la estructura lesionada con menor dolor. Se trata de insertar una aguja en el punto gatillo y mediante la electroacupuntura darle pequeñas corrientes. 
  2. Usándolo como Neuromodulación percutánea: Mandar un estímulo eléctrico a un nervio para regular su conducción nerviosa. Esto lo podemos utilizar para neuropatías periféricas o incluso para trabajar la inervación de cualquier estructura que esté lesionada, ya sea musculatura, ligamento o tendón.

No deja de ser una herramienta más, que nos ayuda a paliar el dolor y podemos utilizar en nuestra consulta. Con su uso, trabajar la zona lesionada es  más fácil y menos doloroso. Si tienes cualquier duda pregúntanos sin compromiso, estaremos encantadas de ayudarte.

 

¡Comparte con tus amigos!