Muchas personas confundan el quiromasaje con la fisioterapia o la osteopatía, a pesar de que estos tres perfiles profesionales desempeñan un trabajo parecido, entre ellos son muy distintos, así que vamos a explicar un poco las diferencias entre quiromasajista, fisioterapeuta, osteópata y quiropráctico.

El masaje

Cada uno se caracteriza por unas técnicas determinadas y por proporcionar unos determinados beneficios. Aunque todos te ofrecerán un estado de bienestar general según tus necesidades.

Para hablar de las diferencias entre quiromasajista, fisioterapeuta, osteópata y quiropráctico. Debemos hablar del masaje. El masaje consiste en realizar distintas manipulaciones para relajar el cuerpo y el quiromasaje consiste en trabajar lesiones leves mediante manipulaciones con presión. Se podría decir que el quiromasaje es realizar «masajes terapéuticos».

La osteopatía

La osteopatía , por su parte, potencia el concepto de la visión global del cuerpo, entiende al individuo como un todo relacionado y trata de facilitar y recuperar la capacidad de autorregulación del cuerpo (homeostasis).

Diferencias con la fisioterapia

La fisioterapia se encarga más de rehabilitar lesiones. La fisioterapia trata con aparatología específica, realiza ejercicios de rehabilitación y realiza quiromasaje. Pero todo ello para rehabilitar o recuperar lesiones.

En este sentido, podemos decir que la fisioterapia aborda de forma más analítica la lesión o dolor, mientras que la osteopatía trata de entender, buscar y tratar la causa del problema, aportando herramientas manuales muy potentes para su diagnóstico y tratamiento.

El quiromasaje está altamente recomendado para:

  • Combatir el lumbago, contracturas dorsales, dolores de hombro, cervicales, etc.
  • Eliminar el dolor muscular, las tendinitis y aliviar problemas de circulación.
  • De ahí que sea muy recomendable para tratar la ciática o la lumbalgia, esguinces, tortícolis, contracturas, tendinitis, síndrome de túnel carpiano, y muchas más dolencias.
  • Asimismo, el quiromasaje ayuda a reducir y a controlar la celulitis. con masajes especializados que te ayudan a mejorar tu condición física y a resolver en cada caso el problema que padezcas.

Diferencias con el masaje

El masaje, entre otras cosas.

  • Ayuda a reducir el estrés.
  • Ayuda a que los músculos mantengan su flexibilidad.
  • Alivia problemas tales como sinusitis, artritis, alergias, dolores de cabeza, lesiones deportivas, etc.

Por su parte, y dado que es una técnica también totalmente natural en la que no interviene ninguna clase de aparato ni está acompañada de medicación alguna.

¡Comparte con tus amigos!