Durante el embarazo, la madre experimenta muchos cambios en su cuerpo, como el cambio hormonal o el gran cambio físico ambos no muy agradables. La época más común de empezar a sentir dolor o molestias es en el tercer trimestre, a pesar de ello, es posible que la pesadez aparezca antes. La zona más propensa sentir dolor son las piernas, por la acumulación de líquidos que nos crea calambres, hinchazón y pesadez. Por ello y porque se acerca el verano, la época del año que más favorece a los síntomas mencionados, hoy vamos a hablar sobre porque las piernas se hinchan durante el embarazo y cómo podemos aliviar las piernas hinchadas en el embarazo.

 

Hinchazón de piernas en el embarazo.

Como hemos mencionado antes, tener las piernas pesadas e hinchadas es uno de los síntomas más habituales en el embarazo, especialmente en el tercer trimestre del embarazo. Uno de los causantes de este hinchazón de piernas es el aumento del volumen sanguíneo, ya que hace que se acumule un exceso de líquido en los tejidos de la embarazada.

Además, según cómo va avanzando el embarazo, la presión del feto hace que el retorno venoso que vuelve de las piernas hacia el corazón circule más despacio, y esto provoca que el fluido de las venas se terminen reteniendo en los tejidos de los pies y tobillos. Esta evidencia también se puede observar en que la mayor parte de las mujeres embarazadas sienten que les aprietan más los zapatos.

 

Cómo aliviar las piernas hinchadas durante el embarazo.

Tener las piernas hinchadas durante el embarazo no es algo grave, pero si algo muy incómodo, a continuación te vamos a decir algunos consejos para prevenir y aliviar esta molestia. El primer motivo del que vamos a hablar es uno de los que ayuda a ralentizar el retorno venoso, este motivo es estar mucho tiempo en la misma posición, mucho tiempo de pie o sentada sin moverte. Este es uno de los aspectos principales a tener en cuenta y muy fácil de cuidar.

Un consejo si debes de pasar mucho tiempo en una posición es:

  • Si debemos pasar muchas horas de pie, debemos intentar sentarnos un poco cada hora. Lo ideal es sentarse con las piernas un poco más elevadas que la altura de la cadera, para facilitar el retorno venoso.
  • Si pasamos muchas horas sentada, tenemos que hacer lo contrario, debemos andar un poco para que la sangre se active y evitar la retención que comentábamos antes.
Masaje circulatorio

En la imagen podemos observar cómo la terapeuta hace un masaje circulatorio en los gemelos. Esta deberá ser la presión ejercida para poder aliviar las piernas hinchadas en el embarazo.

Otras medidas que podemos tomar para prevenir y aliviar la hinchazón de piernas son las siguientes:

 

  • A la hora de dormir, es conveniente levantar los pies de la cama unos diez o quince centímetros, puedes conseguirlo colocando dos cuñas en las patas de abajo.
  • Evitar usar calzado incómodo, que apriete mucho el pie, tacones y calcetines que aprieten los gemelos con la goma.
  • Vigila tu alimentación: Come mucha fruta, hasta la hora de la merienda, evita la sal en los alimentos, los embutidos, ahumados, quesos y comidas preparadas que tengan demasiado sodio.
  • Bebe mucha agua tanto para mantenerte hidratada, como para ayudar a eliminar todas las sustancias de desecho y prevenir la retención de líquidos. El agua es muy beneficiosa y necesaria durante el embarazo.
  • Haz ejercicio, lo ideal es una hora todos los días o cada dos días, esto nos ayudará a mejorar la circulación sanguínea. Los mejores ejercicios para una embarazada es la natación, el yogacaminar y hacer bici. Recomendamos que se empiece a hacer deporte desde el primer momento. El deporte puede ayudarnos en la circulación y además mejorar nuestro estado de ánimo.
  • Cuida tu peso, si comes sano y haces deporte esto no debería ser un problema pero cabe insistir en que las embarazadas deben  evitar aumentar más kilos de los recomendados.
  • Otra de las mejores formas de activar la circulación de las piernas es alternar el agua fría con templada en las duchas.
  • Cuando apliques crema hidratante o jabón de ducha en tu cuerpo hazlo con un masaje suave y de forma concéntrica, de extremo a corazón.

Recomendaciones.

Si siguiendo todos estos consejos no consigues prevenir la retención de líquidos, le recomendamos que acuda a un profesional antes de que sea demasiado tarde. Lo ideal para trabajar la pesadez o el hinchazón es actuar antes de que sea muy grave. Si no encontrara mejoría, es importante comentarlo con tu médico, el te recomendará lo mejor para tu caso, especialmente si el problema persiste o se presentan otros síntomas.

¡Comparte con tus amigos!